Economía consciente 01. Necesidad

Iniciamos una serie que te aportará conocimiento sobre la Economía Consciente, que puedo definir como aquellos conceptos básicos que relacionan la Abundancia (material, la que se expresa en el plano físico), con la Energía espiritual del Ser. Estas nociones estarán muy relacionadas con la economía y las matemáticas financieras; sin embargo procuraré explicártelas de la manera más sencilla, pues es mi interés que apropies la información y la clarifiques, no que te vuelvas contador o matemático. 

(lee la segunda parte de este artículo: el lujo).



Vamos con dos conceptos básicos: la Necesidad y el Estado Vibratorio.



La necesidad es todo aquello que yo necesito para existir; algo parecido a lo que en la CEPAL llamarían Necesidades Básicas: para ellos, necesito acceder a una vivienda, a servicios sanitarios y a la educación. En el caso de Economía Consciente es similar. La necesidad se manifiesta en  Energía de dos tipos: la Energía que necesito para alimentarme (el cuerpo físico y el mental); y la Energía que necesito para resguardarme (el techo físico y una idea guía). Nota que en los ejemplos de ambas energías hay primero algo que puedo sentir, percibir con los sentidos; luego hay un concepto un poco más etéreo, una idea, algo que no puedo tocar, u oler.



En el sentido más básico o simple, esto allí estarán definidas las necesidades del Ser; todo lo demás, aquello que no entre en alguna de las dos clasificaciones anteriores, no es una necesidad; es un Lujo (en el siguiente escrito ampliaremos este concepto).


Es importante aclarar que, por ejemplo, yo necesito un techo, una casa para vivir; sin embargo esta energía en algunas personas (o en algunos momentos de mi propia vida) se puede manifestar en formas diversas: a veces puede ser un cuarto de dos por dos y otras veces un apartamento de 105 metros cuadrados en el penthouse de un edificio cerca al mar. Entonces, ¿cuál de las dos es la Necesidad? ¿La primera es necesidad y la otra es un Lujo?



Limpia tu corazón y aclara en tu mente una idea en dos puntos supuestamente opuestos: La persona que, de forma armónica gana mucho, es una persona que, armónicamente, gasta mucho; igualmente la persona que, de forma armónica gana poco, es una persona que, armónicamente, gasta poco; sin embargo, es posible que ambas personas sean abundantes: expresan la Abundancia en su Estado Vibratorio; ambos gastan en lo que necesitan; solo que algunos gastos nos parecen pocos y otros excesivos cuando los comparamos o los miramos desde nuestra orilla.






Que una persona se gaste trece millones de pesos colombianos (unos US$4.700) en un traje formal puede parecer absurdo; y si te digo que sólo se lo va a poner una vez, nuestro posible juicio sería peor; sin embargo si te digo que esa persona es un alto ejecutivo que representa a Coca Cola Company, que es danés, que se dedica a hacer negocios que pueden llegar hasta trece mil millones de pesos y que su trabajo consiste en asistir a reuniones con personas de la élite económica de Latinoamérica, sentirás que el traje que te puse de ejemplo, es poco; puede ser que el traje lo use para ir a tomar un café, para una entrevista en televisión y luego no deba  ponérselo más.






Si entendiste esta idea, percibirás entonces que lo importante no es cuánto se gana o cuánto se gasta; es decir, no es relevante cuánto se tiene. Lo que es importante (como en todos los planos) que ese “tener” sea armónico. Que esa cantidad que me gasto, sea armónica (si lo prefieres, coherente) con lo que gano. Por eso Chopra dice “Si quieres el dinero, libéralo”. Yo me he demorado años entendiéndolo, pero todos los días tengo ejemplos de ello; solo hay que tener los ojos abiertos y  dispuestos a ver más adentro.

Hoy por ejemplo, logré que una señora con la que tuve un accidente automovilístico, tuviera una compensación de quince millones de pesos (unos seis mil dólares americanos); sin embargo duramos más de seis años en procesos judiciales, pues no quería ser YO quien le diera dinero a ella, ya que había una compañía de seguros de por medio, pero, como es lógico, ellos no querían ceder. Hoy lo logré. Lo logré con todas las mujeres que apoyaron ese bello movimiento y a quienes les envío un amoroso saludo.


Hoy entiendo que cuando ese bello movimiento ocurre, me resulta evidente que soy Abundante o Armónico. Resulta que mi Universo es capaz de expresarse para cubrir todas las necesidades de mi Estado Vibratorio en este momento. El confiar que así es y será, fortalece mi Estado Vibratorio. El no hacerlo, el no tener “fe”, el dudarlo e incluso rodearme de noticias e información de pobreza, debilitará mi Estado Vibratorio.






Ahora bien, cuando estoy en una vibración que me permite sólo ganarme unos pocos pesos en una semana, es claro que no podré acceder a comprarme un desodorante AXE en aerosol, por ejemplo. Pero lo más importante que quiero compartirte es, que cuando te ganas esos pocos pesos a la semana, de forma armónica NO NECESITARÁS ESE DESODORANTE. Créelo y entiéndelo. No necesitarás reunirte con nadie al que le parezca que debas oler a “chocolate sensual”. Ni mujer ni hombre. Esto ocurre sólo si estás operando de forma armónica, coherentemente. Mi Universo me habrá puesto en esa situación económica para enseñarme cualquier cosa, menos que yo deba matarme o robar a otro para poder asistir a una reunión con un delicioso aroma en mi cuerpo (pero posiblemente con una ropa no acorde con ese aroma).


No estoy diciendo que no existan ladrones o que su función sea innecesaria, negativa o inútil. No. Porque cuando te quitan algo, la Energía se mueve exactamente igual a cuando lo pierdes y eso ocurre para que aprendas. Eso es lo que estás llamando. Eso es el Estado Vibratorio. Mi Universo, mi entorno, se acomoda para expresar mi Energía mientras aprendo lo que me corresponde aprender.



No depende de lo bruto, lo lento o  lo incapaz que me considere (o me consideren otros). No. Sólo depende de lo que Yo he venido a aprender. Sin embargo lo admito: a veces no nos gusta lo que hemos venido aprender; por eso allí vemos que otros tienen “más” que nosotros y nos llenamos de Ira; o miramos a quienes tienen “menos” que nosotros y nos llenamos de Culpa; somos incoherentes; desarmónicos; y, fácilmente, encontramos nuestra miseria y nuestra “enfermedad”. Sin embargo y en el mejor de los casos seguimos allí: en nuestro determinado Estado Vibratorio. En él se expresa tu Energía; se expresa tu necesidad y lo que se te entrega para cubrir esa necesidad.




Un audio que interesa a empresarios





Y te comparto algo, que cuando lo leas te parecerá lógico: si no aprecias lo que se te entrega para cubrir tu necesidad, lo perderás; personalmente me ha pasado con toda una serie de artículos materiales e incluso con buenas cantidades de dinero; pero esa es una forma de ahorro, una expresión de la Economía de tu Universo. Si no te sirve, libéralo pues a  otro sí le sirve. Si lo estás reteniendo sin que te sirva, muy seguramente no es para ti (pues no apoya ninguno de tus procesos) y en cambio es posible que si estés impidiendo el acceso de alguien para quien si es útil.

Eso concepto es el fundamento de todos los ciclos naturales (o ecológicos). Piensa, por ejemplo, en tu digestión o recuerda esos dibujitos sobre las cadenas alimenticias. Uso lo que me sirve y expulso lo que no; ese residuo se convierte en alimento de otro que lo usa. Así es en la Naturaleza; ¿Por qué en tu Universo se expresaría de forma diferente, si “como es arriba, es abajo”?

Entonces te entrego un detalle de importancia: apreciar lo que tengo, así sea mierda, es espiritualmente enriquecedor. Por eso la Energía de agradecimiento es la más pura de todas las manifestaciones emotivas.


(lee la segunda parte de este artículo: el lujo).
(lee la tercera parte -y complemento de este artículo: Que NO es necesidad)


Resumen: Agradece lo que tienes, pues puedes perderlo. Y podrías tener que empezar a luchar por conseguir lo que necesitas.



Por favor COMENTA; es una forma de animarnos a escribir para ti

Si te gustan nuestros artículos
y quieres saber más de nosotros
puedes seguirnos en nuestras
redes sociales


Comentarios

  1. Muy interesante. La confianza y el agradecimiento por permitirnos aprender en todos los sentidos. Y sobre todo, xq cuando nos hacemos los "ciegos" aparecen personas maravillosas como tú y nos hacen "dibujitos" para entenderlo.
    Muchas gracias y ojalá lo integre correctamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Diana del Mar; hace parte de nuestros grupos de estudio de Economía Consciente en donde trabajamos Finanzas Armónicas

      Eliminar
  2. Muy interesante. La confianza y el agradecimiento por permitirnos aprender en todos los sentidos. Y sobre todo, xq cuando nos hacemos los "ciegos" aparecen personas maravillosas como tú y nos hacen "dibujitos" para entenderlo.
    Muchas gracias y ojalá lo integre correctamente.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso con lo que dices , me identifico totalmente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yeda; nos alegra generar escritos que lleguen y se conecten con las personas, pues nuestro propósito es la Consciencia para todos. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  4. Interesante artículo. Gracias por escribirlo y clarificar nuestras mentes y vibraciones...

    ResponderEliminar
  5. Interesante artículo. Gracias por escribirlo y clarificar nuestras mentes y vibraciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es con muchísimo amor Paula; Agradezco el tiempo que te tomas en comentar nuestros artículos

      Eliminar

Publicar un comentario

Procura dejar tu nombre o conectarte con alguna cuenta de tus redes sociales; así será más fácil solucionar tus inquietudes. GRACIAS