Conflictos de Separación

Hoy, gracias a una vivencia personal de estos últimos días, te traigo información sobre una forma de desarmonía interesante, una línea específica del 3er nivel (Conflicto de desvalorización): el Conflicto de separación. 

En ellos, las ideas de nuestra mente se expresan generalmente a con “enfermedades” de la piel, pues la piel es lo que damos a conocer exteriormente. Te explicaré brevemente los trastornos:




La idea del cuerpo mental es “nadie debería (o querría) acercarse a mí”; aquí, el cuerpo físico busca su sanación, alimentando nuestro conflicto de separación, potenciando la lógica y generando más acné.



La idea del cuerpo mental es “me alejo de quien me alimenta (o me nutre, en sentido espiritual)”; representa entonces un resentir gigante en la separación y casi siempre está ligado a la forma como fue destetado (de la madre) el paciente. Para el niño, ese contacto con su madre es vital.



La idea del cuerpo mental es “me siento sucio (o mancillado) porque te has alejado”. Aquí hay una noción de separación, pero también hay un aspecto de suciedad. El herpes ataca la dermis, que pertenece a la segunda etapa evolutiva (y muestra un conflicto por necesidad de protección); es decir que existe aquí, una separación y también una agresión, un ataque a la integridad (expresado como la suciedad en la que me vi envuelto).




La idea del cuerpo mental aquí es “debo protegerme de tú contacto”. Aquí se mezclan más claramente los conflictos de nivel 2 y 3: necesidad de protección y desvalorización. La idea del cuerpo biológico es crear un “mecanismo” para multiplicar células que puedan proteger una parte específica de mi cuerpo. Surgen Lunares y Verrugas. El trabajo del diagnóstico y las terapias de reprogramación será averiguar por qué en este preciso lugar ha habido necesidad de protección. Específicamente los lunares son memoria de mancillar, mientras que las verrugas expresan la necesidad de protegerse de un contacto agresivo. Este movimiento físico es similar para los orzuelos.



Nos queda una zona de contacto importante; la zona externa y media del aparato reproductor (la ingle, los labios vaginales, el clítoris, la vagina, el cuello uterino y, por extensión, el ano). La idea mental que genera este Conflicto de separación es: “no estoy en contacto con mi ser querido (con mi pareja)”. El cuerpo físico, intenta reparar este conflicto mediante enfermedades de transmisión sexual, infecciones o pequeñas verrugas en la zona referida, (el papiloma virus, que según los médicos occidentales, es el origen del cáncer del cuello del útero). De esta forma, al tener estos síntomas, me evito estar en contacto con quien “me toca estar” o logro ver la “suciedad de haber estado con quien estuve”.


Te organizo esta información para que entres en Consciencia y la compartas, aclarándote que cada caso es totalmente diferente, así que siempre es importante que me consultes. Es posible que al difundir este breve escrito entre tus contactos, les des también una Luz sobre lo que ocurre consigo o sus seres más cercanos. Llévales un poco de Amor y Consciencia.


Otros artículos de la serie:

• Trastornos por alergias y su relación emocional (clic aquí)

• Trastornos en los senos y su relación emocional (clic aquí).

• Trastornos en el sobrepeso y su relación emocional (clic aquí)

• Trastornos de la piel y su relación emocional (clic aquí)

• Trastornos en la vagina y su relación emocional (clic aquí)




• Relación emocional de la forma de nacimiento (clic aquí)



Por favor COMENTA; es una forma de animarnos a escribir para ti

Si te gustan nuestros artículos
y quieres saber más de nosotros
puedes seguirnos en nuestras
redes sociales

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quemaduras. Significado emocional

Chikungunya y sus orígenes emocionales y mentales

El Riñon Infograma

Conflictos de pareja

como te ama tu gato

Musica y trabajo

Hígado Y Vesícula Biliar, Elemento Madera