Formas de sanación

Buenos días para ti. Hoy hablaré de las situaciones que has vivido en el pasado (generalmente desde antes de nacer hasta los 3 años), específicamente aquellas experiencias que no pudiste solucionar y que activan, en nuestro cuerpo Mental (particularmente en el Inconsciente de nuestra a Mente), tres tipos de emociones: 
1) Si activan las positivas, éstas quedan guardadas como un  “recursos”, algo que nos recuerda cómo debemos actuar la próxima vez que vivamos otra situación parecida (o la viva alguien cercano); 
2) Otras que, como decían las señoras, ni fu, ni fa, por lo tanto son neutras y no quedan particularmente registradas;
y 3) Las emociones que nos afectan negativamente. Estas son las emociones que son interesantes desde el punto de vista de la Salud, la Armonía y la Abundancia, pues si no las expresamos y solucionamos conscientemente, vuelven al Inconsciente y nos programan a nivel Mental.




Una vez programadas en nuestra neurología, se pueden quedar allí a la espera de una nueva “activación”, la cual logrará provocar un estado de desarmonía o de desequilibrio emocional y físico (en ese orden), para dar origen lo que tú llamas “enfermedad” propiamente dicha. Entonces, si la enfermedad queda programada, ésta se manifestará a lo largo de un tiempo determinado, cuando un evento parecido al primero (a ese que ocurrió cuando éramos niños) reactive el conflicto. Quiero notar que también puede activarse con la sucesión de pequeñas situaciones repetitivas, que por sí solas no tienen la fuerza de activar la enfermedad, pero su acumulación si lo hace. Desde lo Mental en nuestra Consciencia, podemos ver aquí la desarmonía, si nos descubrimos repitiendo y repitiendo ciertas situaciones; como si estuviéramos trabados. La “enfermedad” es la solución de nuestro cuerpo para liberarnos de esa rueda de hámster.

La solución para estos estados de desarmonía, desequilibrio y falta de Abundancia, es la que trabajo en mis sesiones y que busca la compresión global y total  de tu “sintomatología”:

1. Tomar consciencia de que mi enfermedad tiene que ver con un acontecimiento.
2. Afrontar (o “Iluminar”) las emociones generadas y las emociones relacionadas con la causa.
3. Aplicar los recursos terapéuticos (reprogramación, Transgeneracional, Gelstat, PNL o alguna terapia física)
4. Cambiar la situación que estoy viviendo
5. Cambio de creencias (Incluso cambiar el significado de lo que he creído)

Te he resumido el esquema, para recomendarte que procures accionar en estos caminos en caso de que te encuentres ante un desequilibrio emocional o físico. Comparte con tus contactos y recuérdales que no hay situaciones buenas o malas; sólo hay aprendizajes que nos gustan y otros que no. Que tengas una bella semana


Si te gustan nuestros artículos 
y quieres saber más de nosotros
puedes seguirnos en
nuestras redes sociales: 



Comentarios