Otitis La explicación emocional

Hoy te comparto un escrito que me salió de una pregunta que me hace mi hijo y que como siempre, espero que te sea de utilidad. Mi hijo me pregunta por Whatsapp:

- Oye, creo que hay otra cosa con la que me podrías ayudar. ¿Qué causa las enfermedades auditivas?

Y le aclaro lo siguiente:

A ver. Lo primero que se hace es estudiar un poco la fisiología del órgano que quieres consultar.


Para el estudio del sistema auditivo, notamos que, cuando hay sonidos, el tímpano se mueve y estimulará la cadena de huesecillos en el interior, que amplificaran el sonido y la vibración y que transmitirán esto mismo al oído interno, el cual se comunica mediante impulsos nerviosos (yo insisto junto con otros científicos, en que se apoya no sólo en lo físico, sino también en lo electromagnético), con la zona del cerebro que se encarga de procesar los sonidos, para luego ser clasificados y entendidos. Así funciona.

Ya sabiendo eso y teniendo en cuenta que el sistema auditivo (y el el tímpano, particularmente), funciona por diferencia de presión atmosférica, podemos ver que cuando tenemos otitis (inflamación), estamos en presencia de una reacción del cuerpo.... una respuesta del cuerpo para solucionar un conflicto específico

Casi siempre el conflicto está ligado a ideas como:

“no quiero que cambie la atmósfera”, “rechazo los conflictos, las disputas”, “no soporto las tormentas” (que es cuando cambia la presión y por eso a veces oímos ese pitico tan molesto....).

En fin. la idea central consiste entonces en una especie de una negación (o evasión) de un conflicto en mi entorno. Por lo tanto protejo el oído del conflicto, del cambio de atmósfera y termino expresando una otitis como respuesta de mi cuerpo físico ante ese evento externo que no puedo solucionar.
Caso Clínico
Te tengo un caso: Tuve una asistida que vino a consultarme por una supuesta infección en los oídos. Le habían hecho varias limpiezas y exámenes físicos, pero no encontraban mucho, más que una fiebre persistente y mucha rasquiña en su vestíbulo de la oreja izquierda.


Le mandaron antibióticos, pero le provocaron reflujo... en fin, se complicó. Una alumna mía le hablo y vino a verme. Los médicos y ella estaban seguros de que fue en una piscina de aquí de un lugar que se llama El Parque de la Caña, un sitio público. Se suponía que allí contrajo la infección y ella estaba segurísima, diciendo además que eso le pasaba "por ir a sitios de pobre".

Yo inicio mi diagnóstico y encuentro una situación que percibo que a ella le duele mucho. Su papá se ha ido para Chile y él la esperaba siempre que ella llegaba del trabajo (trabaja en una oficina de una caja de compensación familiar que organizó la salida a la que ella fue y terminó en la piscina aquella).

Le hago entrar en Consciencia de su molestia contándole lo que te acabo de explicar arriba del oído. Ella no entiende del todo, pero yo le aclaro dos cosas: "El lado izquierdo corresponde al Padre". Ella no entiende. Le pregunto: "Supongo que tu entraste a la piscina y te mojaste los dos oídos, es?"

Ella se ríe y entiende. Yo le aclaro: "Quieres tener la atmósfera que tenías antes o, ahora no soportas la atmósfera que tienes". Ha enfermado su oído para no percibir ese cambio de estado.... lo ves?????



Por favor COMENTA; es una forma de animarnos a escribir para ti

Si te gustan nuestros artículos
y quieres saber más de nosotros
puedes seguirnos en nuestras
redes sociales

Comentarios

  1. Gracias por escribir acerca de estos temas, soy psicóloga clínica y me interesa el área de la somatización... es un tema que entra en disputa más con médicos y diversidad de personas. Considero que a veces se presentan todos los criterios físicos para descartar cualquier cosa emocional sin embargo cuando se profundiza en todo lo que acontece a la persona se evidencia que su afección también se relaciona aunque esté presente todo el proceso físico.

    Me encantaría seguir leyendolos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es con muchísimo gusto. revisa nuestra página web. Te va a interesar

      Eliminar
  2. Me encanto el artículo. Siempre me gusta interiorizarme sobre estas cuestiones, que generalmente me suelen suceder.

    ResponderEliminar
  3. Lo único que discrepo es que el lado izquierdo corresponde a la madre y el derecho al padre. Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Procura dejar tu nombre o conectarte con alguna cuenta de tus redes sociales; así será más fácil solucionar tus inquietudes. GRACIAS