Semana Santa, el re inicio


Hablaremos hoy del aspecto histórico de la celebración de Semana Santa, como una fiesta antiquísima celebrada por muchos pueblos antiguos. Y es que el fundamento astronómico de la Semana Santa puede verse en relación con la Navidad o nacimiento del Niño Dios de Belén. Detrás de Navidad y Semana Santa, hay un Mito solar extraordinario, motivo de estudio y celebración por todos los pueblos antiguos. 


El significado oculto de Semana Santa


Quiero en este escrito, recuperar el significado de la verdadera Semana Santa que debería ser vivida internamente por un auténtico cristiano, pues registra formidables acontecimientos que todo iniciado debe efectuar en su búsqueda de la perfección, la inmortalidad o la Auto Realización Íntima del Ser. A una escala intermedia, señala el camino a seguir por los iniciados que quieren alcanzar la santidad, la maestría o la salvación. Al nivel de la humanidad, proporciona múltiples símbolos que interpretados adecuadamente explica las causas por las cuales el animal intelectual se encuentra tan lejos de Dios y cuál es el método para regresar a él.

Dada la honda significación de la Semana Santa para todos los pueblos y no solo para el Cristianismo, resulta muy lamentable que algunos guías espirituales recomienden a sus discípulos no conmemorar esta fiesta sagrada y sostengan que carece de valor espiritual por el simple argumento de tener orígenes paganos.

Para entender el profundo mensaje oculto escondido en los versículos bíblicos hay que acudir entre otros recursos, a la ley sagrada del Heptaparaparshinock o Ley de Siete principios, a la Alquimia, a la Kábala, a la Anatomía Oculta y a la Psicología Gnóstica.

La Ley de Siete principios, es la Ley de Orden que se explica mediante la escala musical y vincula los Siete días de la Creación, los siete días de la semana y los siete planetas de los antiguos. La ley de Siete explica el porqué de los siete niveles de energía en el átomo y la Tabla Periódica en la Química.

De acuerdo con la Ley de Siete, los días de la Semana Santa desde Domingo de Ramos, hasta Sábado de Gloria, se relaciona con los siete días de la Creación y con los siete planetas que se ven a simple vista (Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter y Saturno. Ver las horas y los planetas). Los siete días de la Semana Santa ya indicados forman una escala musical completa. Domingo de Resurrección corresponde a la nota Do de una escala superior. Los ocho días de esta sublime fiesta se corresponden con el Santo ocho, el signo del infinito y el número de Job.

En cada día de Semana Santa ocurren acontecimientos extraordinarios: la entrada triunfal en Jerusalén, los mercaderes del templo, la cena en Bethania y la maldición de la higuera estéril. Los dos días siguientes, son cruciales: Jueves Santo y Viernes Santo. En cada uno de estos días ocurren muchos acontecimientos que ameritan dedicación especial. Luego viene el día del reposo y la Resurrección.


Quisiera compartirte el hecho de que cuando lees, en los evangelios, los milagros y prodigios de Jesús, podrías entender que esos milagros podrían ser ejecutados en tu persona. Cuando Jesús cura la ceguera, lo hace para que podamos ver el camino hacia él; cuando cura sordos, es para escuchar su palabra, sus mensajes que vienen de las partes superiores de sí mismos; cuando cura paralíticos, es para aprender a caminar en su búsqueda. ¿Sabes que entiendo cuando Jesús cura la lepra? Esa lepra es el ego, la personificación de los errores humanos. El ego que te ata y que tu Cristo viene a salvar. 

Simbolismo esotérico

En Domingo de Ramos, el Señor entra en la Jerusalén Celestial montado en un burro, pollino o crío de un asno. Represento a Jerusalén, la ciudad santa de las doce puertas, como nuestro propio cuerpo. Cristo debe entrar en nuestra ciudad interior, montado en el burro que representa a nuestra mente. La mente debe aprender a obedecer al señor y aceptar que es su guía.

Los mercaderes del templo, son los elementos indeseables de nuestra conducta que cambian al oro, a la Luz, al Conocimiento. Cambias lo espiritual por lo material, conocimiento por el dinero, el Sol por la Luna; veo aparecer a quienes comercian con palomas, con el Espíritu Santo, señor y dador de vida. El Jesús que hay en ti empuña el látigo de la Voluntad y, con la Ira de pensar en semejante cambio tan inútil que has hecho, expulsa a los mercaderes de nuestro templo corazón.

La Cena en Bethania relata un antiguo ritual; en este pasaje se habla de matrimonio, de unión. Allí en esa unión en la bodas de Canáa, el Salvador realiza el primer milagro, al transmutar el agua en vino; veo allí el paso de las aguas de la vida (llamado por los gnósticos ens seminis -esperma sagrado-) al vino de luz del que hablan los alquimistas.

El pasaje de la higuera está relacionada con las fuerzas sexuales, con el ens seminis, con esa semilla o fuerza creadora indispensable para lograr el Nacimiento Segundo del que habló Jesús a Nicodemo en el capítulo 3 del Evangelio de Juan. Eso del árbol que no da fruto está más allá de la interpretación literal y veo que se relaciona con aquellas personas que se fanatizan en su espiritualidad, pero que no realizan transformaciones íntimas profundas, que no trabajan en la conservación de su energía, ni en la transmutación alquímica, que no logran cambios armónicos en su entorno.

En jueves Santo se realiza la Última Cena. Autores y maestros importantes la señalan como una ceremonia mágica con muchos elementos; sin embargo quiero compartirte unos pocos. En esta cena, el Redentor del mundo da las últimas instrucciones a sus discípulos incluido el propio Judas Iscariote. 
Esa noche ocurre también la oración en el huerto de Getsemaní y el formidable llamado al despertar de nuestra Consciencia (recuerda que los guardias encontraron a los discípulos de Jesús, durmiendo).

Viernes Santo se encuentra lleno de elementos simbólicos escondidos en las 14 estaciones del Viacrucis y las siete palabras. Judas, Pilatos y Caifás, representan el mismo papel: "traidores" que asesinan a seres de Luz.

Para mi, Judas representa la desarmonía del Hígado y la expresión del demonio de los celos; Pilatos, la desarmonía del Estómago y el demonio de la culpa, que manipula la mente al lavarse las manos; y Caifás, la desarmonía del Corazón y el demonio de la infelicidad y la apatía. Las multitudes que gritan "Crucifícale", no son de ayer, de un remoto pasado, ni quedaron en Jerusalén. Están en muchos momentos de tu vida cuando juzgas y criticas. Entre más fuerte seas en esas posiciones, más claramente oirás a tu propia multitud que te alienta: "Crucifícale" dirán.

Mi labor de Terapeuta me lleva a conocer bien la anatomía humana; así que cuando leo que Jesús muere a los 33 años crucificado en el monte de la Calavera, veo una alusión a las 33 vértebras de la columna vertebral y su llegada a "lo superior": el cráneo. Al hacer ese ascenso en la cruz (símbolo que permitirá la resurrección) veo la fuerza de el Kundalini, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes que nos permite elevar la Consciencia, labor que nuestro Jesús Cristo realiza durante varias horas. Nuevamente aparece la  multitud. Le gritan que se baje de la cruz. Tu mente clamará por que te quedes en lo conocido y no asciendas, no eleves tu Consciencia. El Redentor te enseña, con su ejemplo, a no rendirte. En alquimia, INRI significa "Ignis Natura Renovatur Integram", el Fuego renueva incesantemente la Naturaleza. La resurrección, el nuevo despertar, el segundo levantamiento está cerca.

Las siete palabras o siete frases que pronuncia el Redentor en la cruz también son profundamente significativas; las relaciono con los siete principios anímicos y espirituales que el iniciado debe construir o realizar en su ascenso y la labor que hacemos con los Chakras. Para no extenderme, comparto la frase, la expresión de cada centro y la emoción que vencemos en ese ascenso.

  1. Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" (Lucas, 23: 34). Primer Cakra: YO SOY (Nos sobreponemos al sentimiento de culpa) 
  2. Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso "En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso" (Lucas, 23: 43). Segundo Cakra: YO CREO (Nos sobreponemos al sentimiento de miedo) 
  3. Mulier ecce filius tuus ... ecce mater tua "Madre, he ahí tu hijo ... hijo, he ahí tu madre"; o "Mujer, aquí tienes a tu hijo ... Aquí tienes a tu madre" (Juan, 19: 26-27).Tercer Cakra: YO HAGO (Nos sobreponemos al sentimiento de ego o de poder) 
  4. Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me "Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado" (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34). Cuarto Cakra: YO AMO (Nos sobreponemos al sentimiento de odio , de hostilidad) 
  5. Sitio "Tengo sed" (Juan, 19: 28). Quinto Cakra: YO EXPRESO (Nos sobreponemos al sentimiento de tensión, de inflexibilidad)
  6. Consummatum est "Todo está hecho" (Juan, 19: 30). Sexto Cakra: YO PREVEO (Nos sobreponemos al sentimiento de indescisión)
  7. Pater in manus tuas commendo spiritum meum "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu" (Lucas, 23: 46). Séptimo Cakra: YO INTEGRO (Nos sobreponemos al sentimiento de vacío, de ausencia)

Luego viene la acción de la lanza de Longinos como verificación de la muerte de El Cristo. Detrás de los palos de la cruz, lo mismo que en el cáliz y la lanza, se esconde un simbolismo sexual, pero de sexualidad espiritual trascendente: la acción del uno con el otro, de uno entrando en otro y un "nuevo" comienzo, un ascender más allá, la trascendencia.

Tres noches pasan. Tres noches en oscuridad. El Cristo Sol no está. La noche es larga. Astronómicamente se compara con las noches del 21, 22 y 23 de diciembre, en las cuales el Sol, se encuentra inerme, quieto. De hecho la palabra solsticio se deriva del latín sol-sístere ‘sol que permanece quieto’. El día en que el sol está más lejos de la tierra y alcanza la menor altura aparente en el cielo se llama solsticio de Invierno en el hemisferio norte. Ocurre entre el 20 y el 23 de diciembre todos los años. Tres noches en las que el sol "no asciende". Siempre acompaña a esas noches la constelación de Virgo, que representa la Virgen. 

Así que estamos listos para el nuevo nacimiento, el nuevo comienzo en la bella noche del 24 de Diciembre. Ahora es Navidad y celebramos de nuevo el nacimiento de nuestro amado Jesús. La misma Virgen a quien se encomienda  su nacimiento, estará presente en la entrega del fallecido cuerpo del Redentor, quien luego de tres días resucitará de entre los muertos en un "nuevo renacer", en un cuerpo más sublime, en una octava superior en una esencia más sutil. En nuestra Semana Santa, celebramos el Domingo de Gloria.


Significado personal

Me permito recapitular en la historia bíblica. En un momento específico de la historia de la humanidad, un hombre, Adán, tomó una decisión de su propia y libre voluntad, con lo cual trajo el pecado y la muerte a todos los seres humanos. Como resultado de esto, todos juzgamos y morimos. Luego, en otro momento específico de la historia, otro "hombre", Jesús, se levantó de entre los muertos después de haber puesto su vida en rescate por todos y con el hecho de su resurrección hizo posible la resurrección del cuerpo humano.


La Semana Santa nos muestra así, una verdadera sublimación de un personaje  que podemos considerar hasta mítico. Alguien comparable con Horus, Buda, Rómulo, Herácles, Zoroastro o Krishna. Podemos dudar de Él. Podemos dudar de todos, según nos permitan nuestros conocimientos o nuestra Fe. 

Pero no estoy hablando de dogmas. No te hablo de un principio básico o de una verdad revelada y declarada como cierta. Estoy compartiéndote mi punto de vista sobre el camino que he llevado para elevar mi consciencia. Y cómo ese camino lo veo, en las enseñanzas de un Gran Maestro: Jesús de Nazareth o Jesús el Cristo. Y lo comparto por la vida, por el amor y por la humanidad de Nuestro hogar, nuestro hermoso Planeta Tierra. 
Así como comparto, espero y agradezco que comentes sobre este artículo, así no estés de acuerdo. Son mis experiencias las que comparto contigo y me ayudarás a seguir creciendo. Por ello mil gracias y bendiciones en esta Semana Santa.

Comentarios

  1. la gente piensa ke la fe y lo espiritual x lleva x fuera solo para ke otros lo vean y admiren.... y x dentro estan resentidos y con odio y lo unico ke hacen es dañar su cuerpo y su alma. casi siempre la mente nos da malas jugadas y no sabemos como actuar o sobreponernos ante tal situación. Agradezco mucho la ayuda ke me brindas. :)

    ResponderEliminar
  2. Hay muchas personas que pasamos por alto esta celebracion.. pero queda claro que todo se da por algo y que debemos aprender que cada cosa qur nos pasa.. ya hubo quien nos la ensenara...y quien mas que el propio Jesus!!!.. este articulo de repente me abrio la mente.. Gracias Organizacion Biorbe siempre nos estas enseñando cosas nuevas!!!

    ResponderEliminar
  3. definitivamente el camino espiritual es tan extenso y sublime, que solo requiere tener abierto el corazón a amar y abrir la mente para comprender lo q aparentemente no se ve, pero se encuentra en medio de los dos ojos.
    gracias, por esta ilustración y creo q necesitaríamos estudiar profundamente cada misterio que la semana santa representa

    ResponderEliminar
  4. seguiré en mi tarea de crecer espiritualmente, pero sin olvidar que para avanzar debo practicar lo poco aprendido.
    abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. QUE bello es poder ver y encontrar sentido o lo que antes no lo tenía

      Eliminar
  6. Que bello es ver y encontrar sentido a lo que antes no lo tenía pero te generaba un enorme vacio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Procura dejar tu nombre o conectarte con alguna cuenta de tus redes sociales; así será más fácil solucionar tus inquietudes. GRACIAS